sábado , 16 diciembre 2017
Inicio > Recursos > Juegos Infantiles > Jugando en casa

Jugando en casa

Pase de modelos

Mete en un baúl prendas viejas de ropa de toda la familia y muchos accesorios (collares, guantes, sombreros…). Diles que se lo vayan probando todo y hazles una sesión de fotos con los modelitos que se vayan poniendo.

Teatro en tu casa

Usa tres marionetas de mano (el malo, el bueno y la princesa) y un sofá tras el que esconderte. Inventa una historia sencilla y pon voz a los personajes. Poco a poco los niños se irán involucrando en la historia y cuando la princesa despistada les pregunte: “¿Habéis visto al malo?”, ellos contestarán nerviosos: “¡Está detrás de ti!”.

Haciendo nuestra película

Invéntate un cuento corto, disfraza a los niños y proponles que lo escenifiquen mientras tú los grabas en vídeo. Luego les entusiasmará verse en la tele e incluso discutirán sobre quién será el protagonista del cuento siguiente.

¿Hacemos de jardineros?

Coge un recipiente de plástico, mete una esponja y empápala de agua. Coloca encima granitos de maíz y deja el recipiente al lado de una ventana a la que dé el sol. Riega la esponja a menudo y en unos cuantos días (la próxima vez que los peques se reúnan en tu casa) saldrán brotes.

Pescando,pescando…

Con un palo, un hilo y un pequeño alambre doblado en forma de anzuelo, fabrica una caña para “pescar” los juguetes del suelo. Puedes hacer varias cañas, para que jueguen todos los niños a la vez o, si no son muchos, enseñarles a usar la caña por turnos.

Mi árbol genealógico

Buscad fotos de abuelos, tíos, primos y hermanos, coged una cartulina grande e id pegando las fotos por orden, poniendo debajo el nombre, el parentesco y alguna anécdota divertida. Colocad primero a los abuelos, luego a los padres y a los tíos, después los primos… y por último, la foto de cada niño protagonista, que será la más grande.

 

 Somos peluqueros

Una silla, una sábana, un espejo, un cepillo, unos rulos, unas redecillas para el pelo, horquillas, coleteros y unos cuantos collares de bisutería bastan para montar un salón de profesional.

Somos pingüinos

Coge a un niño, coloca sus pies sobre los tuyos y ve andando despacito con él, a la vez que vas diciendo “plaf, plaf”, como si fueras un pingüino. Ahora le toca el turno al niño siguiente.

Sin tocar suelo

Infla varios globos, da uno a cada niño (de un color diferente, para que no le armen un lío) y explícales que tendrán que lanzarlo al aire e ir dándole golpecitos para que no toque el suelo. Pierde el que lo deje caer.

Buscando parejas

Haz parejas de objetos y pon una muestra de cada una en el suelo para que los niños las observen. Mete las parejas en una bolsa opaca y pide a los pequeños, por turnos, que cojan un objeto del suelo y busquen su pareja palpando dentro de la bolsa, sin mirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *